X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

REFLEXIONES: CONCIENCIA

“Un papel que se arruga quedará arrugado por siempre, por más que se planche” (dicho popular)

Por Aarón Morales, profesor principal de la Facultad de Ingeniería Geológica, Minera y Metalúrgica de la Universidad Nacional de Ingeniería y consultor de Gerencia.


Una importante empresa del sector construcción tuvo que cambiarse el nombre porque había incurrido en hechos que al hacerse públicos la descalificaron ante la sociedad. Una persona, jurídica o individual, vive de su prestigio y lo pierde cuando hace trampas que le pudieran haber dado alguna ventaja inicial, pero que definitivamente, en el futuro le pasarán la factura, como en el caso aludido. 

Lo anterior es una situación extrema, fácil de percibir porque se hizo pública, pero la mayoría de este tipo de hechos generalmente permanece escondido. Más tiempo escondido, más maligno.

Muchas veces por su carácter sutil y con la ayuda de la “vista gorda”, las trampas se van aceptando como la conducta normal o como la “mentira piadosa” que con el uso se valida, el deterioro no se nota, pero van minando la estructura del ente hasta el punto de no retorno, acaso sin entender lo que pasó, mientras que casi sin sentirlo se convertía en un cascarón al que solo le quedaba derrumbarse.

Una primera causa de estas inconductas es que las empresas acostumbran a actuar –buscando “eficiencia”– sin antes haber definido sus propósitos básicos, es decir, las razones por las cuales la sociedad las permite, por estas razones la eficiencia no tendría sentido por no contar con la referencia indispensable. 

En una empresa minera generalmente se confunde el propósito con el hecho visible, por ejemplo, al declarar el propósito como “producir concentrados o metales”. Para definir un propósito hay que bajar a los fundamentos, por lo tanto, producir concentrados o metales no sería la respuesta. Cuando no se tiene conciencia del propósito fundamental cualquier hecho será permitido, especialmente ese que aparentemente produce resultados y, que termina, generalmente, siendo una trampa. 

Algunos ejemplos

- Los premios de carácter pecuniario, costumbre muy socorrida en nuestra cultura facilista, por la creencia ingenua que automáticamente incentivará logros, pero solo corrompen porque el verdadero objetivo del trabajo irá quedando en segundo plano. Si se tuviera conciencia que un propósito de la empresa fuera desarrollar personas, la medida quedaría desechada de plano, pero sin esa referencia permanecerá causando perjuicios... “sin notarlo”. 

-  Una empresa con un problema de mantenimiento en uno de sus equipos principales contrata una firma extranjera supuestamente especializada para que le “resuelva el problema”. ¿Cuál es el mensaje? ¿Cuál es el resultado? ¿Los que deben actuar se transformarán en meros espectadores? ¿Y, después, quejarnos de su falta de actitud? ¿Qué sobre el desarrollo de personas?

- La gerencia ordena una reducción de costos de x% para contrarrestar una caída en los precios. ¿La respuesta? Postergar gastos indispensables, exprimir a contratistas y abastecedores y, hasta falsear informes. El resultado, la implantación de una cultura de falsedad originada por un objetivo falso.

-  La exigencia de cumplimiento ciego del presupuesto, igual que lo anterior.

-  La empresa utiliza sus recursos para desprestigiar/corromper dirigentes sindicales, autoridades zonales, políticos, periodistas, etc., que no se alinean con sus caprichos y pierde la oportunidad de contar con verdaderos aliados porque hasta podrían convertirse en su conciencia. ¿El futuro? lo estamos viendo en proyectos que no reciben la licencia social por más dinero que se estén gastando en publicidad y dádivas en lugar de pedir perdón y revisar la conducta. 

-  La gerencia emplea un sistema de “inteligencia” interna (soplones) que adquieren poder y poco a poco van reemplazando el poder oficial. Terminan siendo el poder paralelo y,... la organización destruida. 

-  La gerencia sabe que en las áreas de operaciones se cometen abusos, que el súper se “entiende” con contratistas y abastecedores para lo cual ha creado una organización paralela. Conoce hasta casos de abuso de género, pero hace la vista gorda porque “me produce resultados”.  

Estos hechos, tomados de la realidad, se dan por falta de una conciencia activa. La conciencia crea incomodidad porque señala machaconamente lo que se debería hacer y no se está haciendo, porque impide dejarnos ganar por la rutina. Porque evita el triunfalismo y –dado el caso– obliga a pedir perdón cuando se cometió una falta. 

La conciencia nos hace ver, sentir, que –por ejemplo– los tiempos de precios altos (como los actuales para el cobre) son los más peligrosos si no se observa un comportamiento basado en el entendimiento de los propósitos básicos. 

Una empresa sin una conciencia activa estará en peligro. La conciencia puede quitar el sueño, pero le impedirá desbarrancarse y la librará de estar teniendo que cambiarse el nombre, como en el caso arriba citado. Justamente lo que les está ocurriendo a las empresas que no pueden conseguir la licencia social para sus proyectos y que sobreviven en medio de una costosa tregua armada, y, lo peor, cuando siguen creyendo que con dádivas podrán revertir la situación. Todo por no tener una conciencia que funcione.

Artículos relacionados

Los proyectos mineros en construcción entre 2021 y 2025

Seguir leyendo

Los inversionistas mineros se alejan del Perú por la complejidad de la legislación

Seguir leyendo

Minería generó más de S/ 1,144 millones a favor de regiones

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra