X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

COVID-19: LA ACTIVIDAD MINERA PERUANA ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CUARENTENA PERIODO: ABRIL 2020

Por: Ing. Amado Yataco, consultor minero sénior y exministro de Energía y Minas.


Introducción

Como señalara en la nota anterior publicada en nuestra revista MINERÍA, la presencia del Covid-19 en el mundo estaba y continúa causando grave daño tanto a la salud de la población como, en mayor o menor grado, a la economía de los países afectados. 

Al 16 de junio de 2020 se ha superado la cifra de 8 millones de contagios y de 437 mil fallecimientos en 196 países afectados.

La salud

Nuestro país no es la excepción ni mucho menos. Al 30 de abril se confirmó 36,976 casos de contagio y 1,051 fallecimientos. Más aun, al 31 de mayo las cifras fueron 164,476 casos confirmados y 4,506 fallecidos. Es decir, en un mes, en plena cuarentena y toque de queda, los efectos de la pandemia crecieron en 345% y 329%, respectivamente. El 11 de junio, a 98 días del primer caso confirmado y, a casi tres meses de cuarentena, se tuvo el fatídico récord de fallecidos en 24 horas: 206. Al 16 de junio, nuestro país ocupa el octavo lugar en el mundo con 237,156 casos de contagio oficialmente confirmados y el segundo lugar en Latinoamérica, detrás de Brasil.

Esto significa una luz roja intensa en la salud de nuestra población que, aunada al factor incertidumbre, intensifica la necesidad, el deseo y la esperanza de que se alcance pronto el punto de reversión como primer objetivo.

La economía 

Aquí tenemos, por lo menos, dos frentes: 1) Los gastos e inversiones del Gobierno para controlar los efectos de la pandemia; y 2) Las pérdidas cuantiosas de los sectores económicos paralizados por la cuarentena sucesivamente extendida y por la denominada Inmovilización Social Obligatoria o toque de queda dispuestos por el Ejecutivo como parte del programa de control de la pandemia.

El Gobierno.- Para la atención sanitaria, social y económica correspondiente, el Gobierno consideró inicialmente un presupuesto equivalente al 12% del PBI nacional. Esto es US$ 27 mil millones. Poco después se incrementó en US$ 3,000 millones mediante una emisión de bonos soberanos. Con ello, la suma, por ahora, alcanza los US$ 30 mil millones. 

El país.- El PBI nacional cayó catastróficamente 40.49% en abril de 2020. Todo un récord fatídico, el anterior fue de -3% en junio de 2009. La inversión pública cayó 59.4% en abril. Los ingresos recaudados por la Sunat se redujeron en 36.3%. Las exportaciones cayeron 56.3%, equivalente a – US$ 2,133 millones. La balanza comercial fue deficitaria con una pérdida de US$ 663 millones, la más alta registrada hasta hoy en las estadísticas del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), iniciadas en enero de 2009. El empleo en Lima Metropolitana disminuyó 70.3% en abril. Con ello, la tasa de desempleo en la capital pasó de 5.5% en abril de 2019 a 15% en abril de este año. 

Los sectores económicos.- Todos los sectores económicos tuvieron resultados deficitarios en cuanto a PBI de abril. Los de mayor peso –en orden de prelación– en la composición del PBI nacional tuvieron los siguientes déficits en su PBI: manufactura 54.91%, minería e hidrocarburos 42.29%, comercio 65.41%, construcción 89.72% y transporte 69.11. No se exagera si todo esto se califica como catastrófico para la economía del país.

Como puede apreciarse los costos están siendo sumamente elevados para la economía del Estado y del sector privado a lo largo de las sucesivas ampliaciones de la cuarentena y la inmovilización social sin que el primer objetivo –iniciar la reversión de la tendencia de la pandemia– pueda lograrse.

“Fitch Ratings ya no considera que las finanzas públicas del Perú son una fortaleza en relación con sus finanzas externas. Se pronostica que las medidas de gasto y la pérdida de ingresos a causa de la pandemia del coronavirus elevarán la relación deuda pública / PBI a 31.9% en el 2020, frente a 26.8% en el 2019”.Gestión, 3 de junio de 2020. 

“Entre enero y mayo de este año, el monto de los fondos de pensiones se redujo en 11.6%, lo que representa una pérdida superior a los S/ 20,000 millones en ese período”. El Comercio, 7 de junio de 2020.

“Las últimas proyecciones de destrucción económica en Latinoamérica a causa del Covid-19 publicadas por el Banco Mundial (BM) esta semana colocan al Perú -el país que era considerado el más sólido para enfrentar la crisis- con la peor caída entre sus pares de la región”. Roberto Abusada. El Comercio, 11 de junio de 2020.

“El BM proyecta para el Perú una contracción del 12% en su PBI, muy superior a la de países como Chile, Colombia, México e incluso la atribulada a Argentina”. Roberto Abusada. El Comercio, 11 de junio de 2020.

En términos figurados, si –por su desenvolvimiento durante la pandemia– quisiéramos asemejar al Estado/Gobierno con una empresa, podríamos decir que se trata de una compañía con un enorme patrimonio heredado (su hasta ahora sólida posición económica), pero con una operación corriente que le arroja un EBITDA marcadamente negativo, por sus escasos logros y elevadísimos costos, agravado por una gran incertidumbre sobre el futuro de la operación. Los anuncios, planes y proyecciones optimistas superaron largamente los logros.

En suma, se tuvo cuantiosas pérdidas tanto en el intento de control del Covid-19 como en la economía del país. No hubo “gana gana” sino “pierde pierde”.

Efectos de la cuarentena y sus ampliaciones sobre la producción minera

Siendo la minería peruana una potencia mundial en producción y reservas de cobre, oro, plata, zinc, plomo, estaño y molibdeno, resulta evidente que, como país en desarrollo, la actividad minera juegue un rol determinante en su camino hacia alcanzar logros bastante mayores. 

El ritmo, la velocidad hacia ese objetivo debe estar a tono con el potencial, los recursos y las reservas de sus metales fundamentalmente en el caso del cobre. 

Nuestro país, estimo, está todavía a medio camino y –podría decir– con el acelerador un tanto trabado. Una cartera de proyectos mineros de US$ 58,000 millones comprendiendo 48 proyectos, se encuentra en espera de la decisión del Gobierno para dar un paso enorme en su camino al desarrollo y, como primer aspecto, fortalecer el camino hacia la recuperación de este desastre económico.

En el tema que nos ocupa –el Covid 19– debo enfatizar que, estando aún a medio camino, el reconocido aporte de la actividad minera sigue siendo enorme en el desarrollo de infraestructura (accesos, comunicación y energía) en zonas alejadas, muchas veces inaccesibles, incorporando al trabajo formal a miles de ciudadanos de las comunidades próximas a las operaciones, generando además, indirectamente entre siete y ocho puestos de trabajo en los sectores que proveen bienes y servicios a nivel nacional, regional y local. 

Tributos y otras cargas fiscales (impuestos, regalías, canon minero y aporte por regulación), compras locales, inversiones y, en mi opinión, la más importante, la generación de divisas para el desarrollo y estabilidad de nuestra economía. Con el 60-65% de participación en las exportaciones del país, resulta determinante en la estabilidad/inestabilidad de nuestra balanza comercial.

Promover la producción minera es alentar el desarrollo del país. Paralizarla es, por lo menos, un desatino.

La exportación minera en abril de 2020 cayó 57.2%, originando que las ventas totales al exterior tuvieran un déficit de 56.3%. La balanza comercial, en mucho tiempo, resultó deficitaria con un récord de -US$ 663 millones. Ese es el costo de paralizar la producción minera.

Aquí un detalle poco conocido pero que vale la pena comentar. Los sectores manufactura, construcción, comercio y transporte, en conjunto, constituyen el 33.77% del PBI nacional y, también en conjunto, contratan el 42.5% de la PEA Empleada, esto es 7 millones de personas. Estos cuatro sectores, sobre todo los tres últimos, son los mayores demandantes de divisas para mantener sus operaciones y, obviamente, a sus 7 millones de trabajadores. 

Así, podemos decir que la minería metálica, que constituye el 12.25% del PBI nacional les aporta el 60% de las divisas, con lo cual indirectamente, soporta el 20-22% del PBI nacional y más de 4 millones de trabajadores de la PEA Empleada. Es decir, nuestra minería contribuye directamente con el 12.25% e indirectamente con el 20-22%, esto es 32-34% del PBI nacional.

La producción minera en abril

Ahora sí, pasando al tema de la producción minera misma, en el Cuadro 1 observamos una caída notable durante el mes de abril de los ocho metales que caracterizan a nuestra minería metálica. Esto es el reflejo de la obligación impuesta para reducir las actividades mineras a solo los aspectos críticos de la operación, paralizando la producción. Grave error, muy grave.

Como se observa, en ese mes no se produjo hierro ni estaño. El cobre, nuestro metal estrella resultó afectado en 33.4% y el oro, nuestro segundo metal, en 53.5%; el tercer metal en importancia, el zinc, en 86.3%. La plata cayó 73.6% y su socio el plomo, 84.1%. Así, el PBI minero resultó deficitario en 47.26%, cifra nunca vista en sus registros oficiales.

El valor FOB de la pérdida de producción minera por el confinamiento ha sido enorme: US$ 908 millones con respecto al mismo mes de 2019.

En términos absolutos el PBI minero alcanzó apenas S/ 2,975 millones (soles de 2007), algo tampoco antes visto en los registros del INEI.

El detalle de las pérdidas por cada metal se visualiza en el Gráfico 1. En el caso del oro, a pesar del buen precio unitario FOB, las pérdidas se derivan fundamentalmente de la notable reducción en las reservas de los mayores productores.

En el Cuadro 2, se aprecia el efecto acumulado ocasionado por el confinamiento en los meses de marzo y abril de 2020.

Como se observa, en los referidos meses se acumuló una pérdida de US$ 1,417 millones, resultando el cobre y el oro como los más afectados, con más de mil millones de dólares entre los dos. 

Aquí la serie de gráficos que permiten visualizar la tendencia decadente en la producción de cada metal y, consecuentemente, su efecto en la caída del PBI minero en los meses afectados por el confinamiento, esto es marzo y abril por ahora.

Cobre

La pérdida de producción por cobre (33.4%) alcanzó un valor de US$ 287 millones en abril y un acumulado marzo-abril de US$ 522 millones.

Como se aprecia en el Gráfico 1C, la caída de la producción de nuestro principal metal se agudiza a partir de enero desde un nivel de 200-220 mil TMF mes a solo 125 mil en abril. 

El Gráfico 1D muestra las empresas más afectadas, observándose que solo Southern Peru Copper Corporation (SPCC) tuvo un ligero superávit de 1.5 mil TMF. Esto básicamente gracias a la ampliación de Toquepala.

Las empresas más golpeadas por la cuarentena resultaron Sociedad Minera Cerro Verde y Compañía Minera Antamina1.

Oro

La pérdida de producción (53.5%) fue valorizada en US$ 313 millones en abril con un acumulado marzo-abril de US$ 498 millones.

Apreciemos el Gráfico 2C mostrando la caída sostenida desde los últimos años y el confinamiento la ha tornado grave en marzo y abril.

En el Gráfico 2D se aprecia que, entre los mayores productores aurífero, solo Consorcio Minero Horizonte tuvo superávit y eso, en mi opinión, es un gran mérito tratándose de una empresa de mediana minería. Las cuatro compañías de gran minería mostraron las mayores pérdidas en al ámbito de las 10 principales productoras.

Zinc

La pérdida de 86.3% en la producción de este metal alcanzó un valor de US$ 125 millones con un acumulado marzo-abril de US$ 145 millones. El Gráfico 3C muestra el comportamiento de la producción de zinc en los últimos 12 meses.

La tendencia casi horizontal en el orden de 120 mil TMF quedó rota en marzo por el confinamiento y se tornó grave en abril, cuando alcanzó apenas 16 mil TMF.

La única empresa con superávit en zinc fue Minera Chinalco Perú como se aprecia en el Gráfico 3D.

Plata 

Este metal tuvo una pérdida de 73.6% en abril, lo que arrojó un déficit valorado en US$ 95 millones, con un acumulado marzo-abril de US$ 135 millones. El Gráfico 4C muestra el comportamiento de su producción.

La tendencia fluctuante entre 300 y 350 TMF decayó severamente durante la cuarentena en marzo y se agravó en abril alcanzando apenas 85 TMF.

Dos empresas superaron los efectos negativos de la cuarentena, Minera Chinalco Perú y SPCC. Bien por Chinalco y también por Southern cuya plata es recuperada en el complejo metalúrgico fundición – refinería de Ilo durante el procesamiento de sus concentrados de cobre. Compañía Minera Ares, Compañía de Minas Buenaventura, Volcan Compañía Minera y Sociedad Minera El Brocal, en ese orden, resultaron las productoras de plata más afectadas por el confinamiento.

Hierro

Con motivo del confinamiento, Shougang Hierro Perú y Minera Shouxin paralizaron sus operaciones de producción, manteniendo solamente las actividades críticas. Consecuentemente la pérdida de producción fue valorada en US$ 30 millones en abril, con un acumulado de US$ 49 millones en febrero-marzo de 2020. El comportamiento de la producción durante los últimos 12 meses se aprecia en el Gráfico 5C.

Este metal mantenía una tendencia ascendente que se truncó en marzo y se agravó en abril llegando a la paralización de la producción. El déficit de Shougang Hierro Perú fue de 533 mil TMF y el de Minera Shouxin 62.4 miles TMF.

Plomo

Este metal tuvo una pérdida de 84.1% en abril, lo que arrojó un déficit valorado en US$ 30 millones, con un acumulado marzo-abril de US$ 35 millones. El Gráfico 6C muestra el comportamiento de su producción.

La tendencia fluctuante entre 24 y 28 mil TMF se quebró en marzo y se agravó en abril para caer a sólo 4.3 mil TMF.

En el Gráfico 6D, se muestra el comportamiento de los mayores productores de plomo.

Sólo Compañía Minera Lincuna, empresa de mediana minería, tuvo un resultado positivo. Compañía Minera Chungar, Compañía de Minas Buenaventura, Volcan Compañía Minera y Sociedad Minera El Brocal resultaron, de lejos, las más afectadas por la cuarentena.

Estaño

Del mismo modo, no se registró producción de estaño en el mes de abril debido a que la empresa Minsur, única productora de este metal, solo desarrolló trabajos de cuidado y mantenimiento en operaciones críticas.

La pérdida de valor en la producción de este metal con respecto a abril de 2019 fue de US$ 25 millones, acumulando US$ 36 millones en marzo-abril.

Molibdeno

El molibdeno es el compañero inseparable del cobre y, por lo general, siguen la misma tendencia aunque no faltan excepciones como las ocurridas en noviembre y diciembre de 2019, en los que –también excepcionalmente– SPCC (106% y 103%) y Compañía Minera Antamina (122% y 56%), desdibujaron la tendencia, como se aprecia en el Gráfico 8C.

El molibdeno tuvo una pérdida de 10.7% en abril de 2020, lo que arrojó un déficit valorado en US$ 4 millones, con un acumulado marzo-abril positivo de US$ 3 millones. El comportamiento en los últimos 12 meses se visualiza en el Gráfico 8C.

SPCC, de lejos, obtuvo el mayor excedente gracias a la Ampliación de Toquepala. Compañía Minera Antamina y Minera Chinalco Perú también lograron un superávit; en tanto que Sociedad Minera Cerro Verde tuvo la más fuerte caída, como se observa en el Gráfico 8D.

PBI minero

El PBI minero en abril alcanzó el récord del monto más bajo observado en las estadísticas publicadas, reportando S/ 2,975 millones (soles de 2007), monto mucho más bajo que el de marzo como puede apreciarse en el Gráfico 9C. La pérdida con respecto al mes de abril de 2019 fue de S/ 2,664 millones (soles de 2007)2

El Gráfico 9D permite visualizar el efecto negativo derivado del confinamiento sobre cada uno de los metales que constituyen el PBI minero que, como repito, se reflejó en un total de – S/ 2,664 millones (soles de 2007).

Como se aprecia, las mayores pérdidas del PBI minero ocurrieron en cobre, el zinc y oro en orden de prelación, que son los tres metales de mayor peso en nuestra minería. Todo esto en valores absolutos.

La variación estacional del PBI minero durante el periodo abril 2020/2019 se aprecia en el Gráfico 10 C. La caída de 47.46% de abril constituye otro altísimo récord al superar al anterior que fue precisamente en marzo pasado. 

En resumen, el efecto del confinamiento ha sido fatal para la minería y para la economía del país. Pérdidas en divisas, pérdidas en salarios, en impuestos, canon, regalías, etcétera y, obviamente, en los balances de las empresas mineras afectadas por el confinamiento. Grave para el país.

Lo que viene

Corriendo ya el mes de mayo, el día 3, el Gobierno publicó el Decreto Supremo 080-2020-PCM “que aprueba la reanudación de actividades económicas en forma gradual y progresiva dentro del marco de la declaratoria de Emergencia Sanitaria Nacional por las graves circunstancias que afectan la vida de la Nación a consecuencia del COVID-19”.

En el caso de la minería, incluye parcialmente “Explotación, beneficio, almacenamiento, transporte y cierre de minas de la gran minería”, excluyendo la exploración además del estrato de mediana minería que contiene el 26% del oro, 40% del zinc, 35% de la plata y 56% del plomo en la producción minera. Tampoco incluye las actividades para la provisión de insumos a minería como sí lo hace, específicamente, para la actividad agropecuaria. Es decir, se rompía la cadena logística de suministros de insumos y demás para la minería.

Todo esto sobre la base de un esquema elaborado por el Ministerio de la Producción. Aparentemente el Ministerio de Energía y Minas (Minem) no participó en esto y, si lo hizo, tampoco fue escuchado.

El Decreto Supremo establece además que se trata de la Fase 1 de la reanudación de actividades, la que “se inicia en el (corriente) mes de mayo del 2020”. Para ello, dispone todo un enredo de procedimiento y más protocolos, que los propios ministros tuvieron dificultades para explicarlos. Ejemplo, la ministra de Economía y Finanzas en Panorama del 3 de mayo.

Aquí una parte de lo que dispone el Artículo 3° del referido decreto. “3.2 Previo al reinicio de actividades, las entidades, empresas o personas naturales o jurídicas que estén permitidas para dicho fin, deberán observar los “Lineamientos para la vigilancia de la Salud de los trabajadores con riesgo de exposición a COVID-19”, aprobados por Resolución Ministerial Nº 239-2020-MINSA (y sus posteriores adecuaciones), así como los Protocolos Sectoriales (en este último caso, cuando el sector los haya emitido), a efecto de elaborar su “Plan para la vigilancia, prevención y control de COVID-19 en el trabajo” y proceder a su registro en el Sistema Integrado para COVID-19 (SICOVID-19) del Ministerio de Salud”. Verdadera maraña de carácter cronológico, cantidad, extensión, posibles ajustes a futuro. Es decir, reiniciar en mayo, a finales de mayo. Resultado: un fracaso. Imposible considerar que la producción de mayo sea superior a la de abril.

Debo suponer que más de un empresario minero se habrá puesto a reflexionar sobre las ventajas de la informalidad en esta coyuntura o iniciar de facto –sí de facto– la producción minera porque la grave crisis económica del país lo demanda.

Frente a este descalabro procedimental, más tarde que temprano, llegó una mejora para la minería.

El 4 de junio de 2020 se da el Decreto Supremo 101-2020-PCM que autoriza el inicio de la Fase 2 que comprende, entre otros sectores, a la mediana y pequeña minería, así como a la actividad de exploración minera.

Se mejora el procedimiento enredado que comentamos y se extiende a los tres estratos de la minería.

También se aplica este procedimiento a las empresas “que realicen actividades destinadas a la provisión o suministro de la cadena logística (insumos, producción tercerizada, transporte, distribución y comercialización) de las actividades comprendidas en las fases de la Reanudación de Actividades”. Justo lo que faltaba.

Un aspecto, en mi opinión importante es que se reasigna al Minem la calidad de sector competente, según se aprecia en el anexo del decreto. 

Con ello, ahora resulta posible hablar el mismo lenguaje técnico, jurídico, social y demás con la verdadera autoridad competente, cuyo desenvolvimiento en esta coyuntura, en mi opinión, está bien considerado.

Para los demás sectores, la autoridad competente es el Ministerio de Salud. Solo la fabricación de calzado queda como competencia del Ministerio de la Producción.

Base para evaluar la producción de mayo

En el Cuadro 3 se ha incluido la línea de base para evaluar el comportamiento de la producción minera de mayo de 2020 con relación a la de mayo de 2019 y valorizar el obvio déficit que se encontrará.

Esta valorización se realizará en la misma forma que en marzo y abril pasados. Se utilizará los precios unitarios FOB determinados por el BCRP en la exportación minera.

Resumen, conclusiones y planteamientos

El covid-19

ν Con relación al Covid-19, la posición de nuestro país en el séptimo lugar en el número de casos confirmados de contagio en el mundo, y segundo en Latinoamérica, dice mucho del fracaso del Gobierno en el control de la pandemia sobre la base del confinamiento total a rajatabla como se dice y, en ocasiones, con chispazos de represión. Sin dudas ni murmuraciones. La palabra focalización no existe en su diccionario. El fracaso ha sido total en lo sanitario y en lo económico, esto es un “pierde pierde” y no un “gana gana” como se pensó inicialmente. Como decían los abuelos del siglo pasado, “Carrera de caballo, parada de borrico”.

ν Aquí un breve resumen de lo publicado por The New York Times en su edición del 12 de junio: 

“El presidente Martín Vizcarra siguió los mejores consejos cuando el coronavirus llegó al Perú. Ordenó uno de los primeros y más estrictos confinamientos de América Latina y lanzó uno de los mayores paquetes de ayuda económica para facilitar a los ciudadanos que se quedaran en casa. Compartió detallados datos de salud con el público, se apresuró a agregar camas y ventiladores a los hospitales y aumentó el número de pruebas. 

Con robustas arcas públicas y niveles récord de aprobación, el gobierno centrista de Vizcarra parecía estar bien preparado para enfrentar la pandemia. Sin embargo, en vez de ser aplaudido como modelo, Perú se ha convertido en uno de los epicentros más críticos del coronavirus en el mundo: sus hospitales están abrumados y la gente huye de las ciudades. La crisis ha estropeado el barniz de progreso económico de Perú, y expuso la desigualdad y la corrupción fuertemente arraigadas que han obstaculizado la respuesta a la pandemia”. 

ν Aquí una frase de cierre sobre el Covid- 19: “Ejemplos de heroísmo, empatía y amor por el país sobran, sobre todo en la primera línea de atención (sanitaria y de seguridad) del Estado, así como del sector privado. Pero está claro que la estrategia del Gobierno no puede mantenerse igual. La realidad exige cambios contundentes en el plan y también en el equipo”. Juan José Garrido, director de El Comercio, 14 de junio de 2020.

ν Suficiente. Fue, un golpe durísimo en especial para los pobres del país sobre todo aquellos que viven del día a día de sus pobrísimos ingresos. 

La economía

ν El PBI nacional cayó catastróficamente 40.49% en abril de 2020. Todo un récord fatídico. La inversión pública se desplomó 59.4%. Los ingresos recaudados por la Sunat se redujeron en 36.3%. Las exportaciones cayeron 56.3%, lo que equivalente a menos US$ 2,133 millones. La balanza comercial mostró una pérdida de US$ 663 millones, la más alta registrada hasta hoy en las estadísticas del BCRP iniciadas en enero de 2009. El empleo en Lima Metropolitana disminuyó 70.3% en abril. Con ello, la tasa de desempleo en la capital pasó de 5.5% en el cuarto mes de 2019 a 15% en similar periodo de este año.

ν Así, el costo está siendo sumamente elevado para la economía del Estado y del sector privado a lo largo de las sucesivas ampliaciones de la cuarentena y la inmovilización social, sin que el primer objetivo –iniciar la reversión de la tendencia de la pandemia– pueda lograrse.

ν En conclusión, se tuvo cuantiosas pérdidas tanto en el intento de control del Covid-19 como en la economía del país. No hubo “gana gana” sino “pierde pierde”.

La producción minera en abril 2020

ν Se ha observado una caída notable durante abril en la producción de los ocho metales que caracterizan a nuestra minería metálica. Esto es el reflejo de la obligación impuesta para reducir las actividades mineras a solo los aspectos críticos de la operación, paralizando la producción. Grave error, muy grave.

ν El cobre, nuestro metal estrella, resultó afectado en 33.4% y el oro, nuestro segundo metal, en 53.5%; el tercer metal en importancia, el zinc, en 86.3%. La plata cayó 73.6% y su socio el plomo, 84.1%. Así, el PBI minero resultó deficitario en 47.26%, cifra nunca vista en los registros oficiales.

ν El valor FOB de la pérdida de producción minera de abril por el confinamiento ha sido enorme: US$ 908 millones con respecto al mismo mes de 2019. A lo que debe agregarse la pérdida de marzo en que alcanzó US$ 509 millones, acumulándose una pérdida de US$ 1,417 millones.

ν En resumen, el efecto del confinamiento ha sido fatal para la minería y para la economía del país. Pérdidas en divisas, pérdidas en salarios, en impuestos, canon, regalías, etcétera y, obviamente, en los balances de las empresas mineras afectadas por el confinamiento. Grave para el país.

Lo que viene - mayo

ν Corriendo ya el mes de mayo, el día 3, el gobierno publicó el Decreto Supremo 080-2020-PCM “que aprueba la reanudación de actividades económicas en forma gradual y progresiva dentro del marco de la declaratoria de Emergencia Sanitaria Nacional por las graves circunstancias que afectan la vida de la Nación a consecuencia del COVID-19”

El decreto supremo establece, además, que se trata de la Fase 1 de la reanudación de actividades, la que “se inicia en el (corriente) mes de mayo del 2020”. Para ello, dispone todo un enredo de procedimientos y más protocolos, que los propios ministros tuvieron dificultades para explicarlos. Ejemplo, la ministra de Economía y Finanzas en Panorama del 3 de mayo.

ν Debe suponerse que más de un empresario minero se habrá puesto a reflexionar sobre las ventajas de la informalidad en esta coyuntura o iniciar de facto –sí de facto– la producción minera porque la grave crisis económica del país lo demanda.

ν Frente a este descalabro procedimental, llegó una mejora el 4 de junio de 2020 vía Decreto Supremo 101-2020-PCM que autoriza el inicio de la Fase 2. También se aplica este procedimiento mejorado a las empresas “que realicen actividades destinadas a la provisión o suministro de la cadena logística (insumos, producción tercerizada, transporte, distribución y comercialización) de las actividades comprendidas en las fases de la Reanudación de Actividades”. Justo lo que faltaba.

ν Un aspecto, en mi opinión importante es que se reasigna al Minem la calidad de sector competente, según se aprecia en el anexo del decreto. Con ello, ahora resulta posible hablar el mismo lenguaje técnico, jurídico, social y demás con la verdadera autoridad competente, cuyo desenvolvimiento en esta coyuntura, en mi opinión, está bien considerado.

Base para evaluar la producción de mayo

ν Mayo ha significado el inicio de la Fase 1 de reanudación de actividades económicas a nivel de gran minería, empezando, como se dijo, con una maraña de procedimientos y protocolos que no han permitido el reinicio oportuno del mayor estrato minero dentro del referido mes. De ello se infiere que la estadística de producción de mayo será tan pobre o peor que la de abril.

ν Como Cuadro 3 se ha incluido la línea de base para evaluar el comportamiento de la producción minera de mayo de 2020 con relación a la mayo de 2019, y valorizar el obvio déficit que se encontrará. Para el efecto se aplicarán los precios FOB que publica el BCRP para las exportaciones.

Planteamientos

ν En lo que respecta al control del Covid-19, suscribo la conclusión de Juan José Garrido: “La realidad exige cambios contundentes en el plan y también en el equipo”.

ν En cuanto a la participación de la actividad minera en la primera línea de la recuperación económica del país:

1. Tomar en cuenta que en la minería las “cuarentenas” son quincenales o mensuales para producir mineral dentro de los más altos estándares de seguridad, protección ambiental y convivencia social. Dentro de este marco, las actividades de prevención frente a la pandemia Covid-19 tiene las mayores posibilidades de éxito.

2. Considerar también que, en el marco de la convivencia social, la participación del Estado es fundamental para mantener el triángulo exitoso Estado-Comunidad-Empresa. 

3. Reiniciar a la mayor brevedad y a plenitud la actividad minera, ahora, bajo las directivas del Minem como autoridad competente.

4. Iniciar la construcción, en el más corto plazo, de los proyectos con alto grado de maduración que tengan, incluso, autorización de construcción como Tía María y Conga.

5. Propiciar, con urgencia, la pronta construcción del mineroducto de Las Bambas hacia el corredor minero que termina en Arequipa. Con ello, se evitará las numerosas paralizaciones y ataques por parte de los violentistas antimineros. Igualmente, se facilitará la pronta puesta en marcha de los proyectos maduros ubicados en Cusco y Apurímac (en esta región, seis proyectos por US$ 10,343 millones).

6. Facilitar la reactivación en la puesta en marcha de Quellaveco y Mina Justa, y también la pronta puesta en marcha de Zafranal, Coroccohuayco, Sulfuros Yanacocha y Optimización Inmaculada.

7. Intensificar la comunicación/coordinación con el Minem que ha expresado y está demostrando su deseo y capacidad para reimpulsar el sector.

8. “El Gobierno peruano está comprometido con la minería y en poner en marcha los grandes proyectos”, Susana Vilca, ministra de Energía y Minas. Rumbo Minero TV, 15 junio de 2020. Así sea y así será con el apoyo de los peruanos de buena voluntad.

Artículos relacionados

En esta edición: Buenaventura, Antamina, Anglo American e innovaciones en exploraciones

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra